Undertaker se retira…y ¿ahora que?

Bueno señores, la lucha y el show debe seguir con los que van quedando, aunque nos duela en la nostalgia, que es eso lo que nos tiene tan pal pico, la pura nostalgia de lejanas aventuras, de lejanos combates en celdas infernales por allá en los 90´s, de entradas en moto, de rachas invictas, de los hermanos de la destrucción, de leyendas vivientes sobre el puto ring, de historias interesantes y que, ojo, no necesitaban de un ridículo “campeonato universal galáctico ultra cabrón” para que fueran llamativas e interesantes”.